Entre los días 4 y 7 de abril se celebró en el recinto de Fira Barcelona, la edición Alimentaria22, un encuentro marcado por el regreso de las grandes ferias después de la pandemia. Alimentaria en datos es gigante. Más de 100.000 personas pasaron en sus 4 días de exposición para visitar las 3.000 empresas de 200 actividades distintas en una superficie de 85.000m2. 

Este año 2022 será recordado como el año de la recuperación de la normalidad y como no podía ser de otra manera, las grandes ferias, uno de los sectores más afectados por las restricciones, también han recuperado su pulso y en esta ocasión con más ganas que nunca, como lo demuestran los datos de esta última edición de Alimentaria.

Además como novedad en esta edición Alimentaria ha realizado una gran alianza con Hostelco, convirtiendo el salón en la mayor plataforma internacional para la industria de la alimentación, la gastronomía y el equipamiento hostelero. El resultado ha sido ocupar siete de los ocho pabellones gigantes del recinto de Fira Barcelona en Gran Vía de l’Hospitalet.

“Alimentaria22 contó con 3.000 expositores de 200 actividades diferentes repartidos en 85.000m2 convirtiéndose así en la mayor plataforma internacional para la industria agroalimentaria”

Desde el Gremio de Carniceros de Navarra tuvimos la oportunidad de visitar este año dicho acontecimiento y, como no podía ser de otra forma, prestamos especial atención al espacio dedicado a nuestro sector. En concreto la industria de la carne y sus derivados ocupaba 14.000m2 de los 85.000 totales de la exposición, con más de 200 expositores entre empresas privadas, instituciones e interprofesionales. Y es que, de hecho, este negocio mueve 27.000 millones de euros al año, lo cual representa más del 22% de todo el sector alimentario español.

El pabellón 3 fue el elegido para albergar lo que podría denominarse una feria dentro de la propia feria. De hecho se le dota de entidad propia bajo la denominación de Intercarn. Alli pudimos encontrar representantes de todas las actividades de nuestro sector como carnes frescas, jamones, embutidos, cocidos, platos preparados cárnicos, etc.

 

Además de las marcas industriales, de sobra conocidas por el gran consumo, también participaron algunas de las asociaciones más representativas del sector, como la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca de España (Interporc), la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic), o la Asociación Empresarial Cárnica (Anafric).

Por otro lado pudimos ver la presencia de algunas comunidades autónomas, historicamente ligadas al sector cárnicos como Castilla y León, Extremadura, Galicia, Aragón y Cataluña, junto con sellos de calidad como el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Teruel / Paleta de Teruel (CRDOP), la DOP Los Pedroches, el Consejo Regulador de IGP de la Ternera de Extremadura (CRIGP), o IGP Sobrasada de Mallorca, entre otros.

“La industria de la carne y sus derivados ocupaba 14.000m2 de los 85.000 totales de la exposición, con más de 200 expositores entre empresas privadas, instituciones e interprofesionales.”

La importancia de Intercarn dentro de Alimentaria pone de manifiesto la buena salud de nuestro sector y la constante lucha por la mejor a de la competitividad y la calidad de los productos cárnicos en general.