Mucha gente no sabe comprar carne, no tiene tiempo de ir a la carnicería y acaba vendida a las bandejas con preparados y carnes ya cortadas que te ofrecen los supermercados.

A pesar de que cada vez tenemos menos tiempo, estamos seguros de que cerca de tu casa o de tu lugar de trabajo hay una carnicería. Bien pues la primera regla para comprar buena carne es esta: 

1. Mejor en la carnicería. El carnicero es un profesional que se ha formado y que, muchas veces, lleva años trabajando en el sector. Conoce bien todos los tipos de carne, cortes y secretos de este alimento como para recomendarte. 

2. Habla con tu carnicero. Está deseando ayudarte. Si sabes cómo vas a cocinar la carne te ofrecerá el mejor corte para cada receta, y si no lo tienes claro, seguro que ofrece alguna idea. 

3. Origen. Conocer el origen del animal, cómo y dónde se ha criado es fundamental para determinar la calidad de su carne. Tu carnicero puede ofrecerte esa información. Lugar donde se ha criado, edad, sexo… 

4. Atrévete a probar cosas nuevas. Déjate aconsejar y anímate a hacer recetas nuevas. Hay millones de formas de disfrutar de la carne de una forma saludable que seguramente no conozcas, y¡no todas son complicadas!

Si no tienes tiempo, ten en cuenta que, además de quienes disponen de una tienda online, son m muchas las carnicerías que ya ofrecen servicio de recogida de pedidos vía telefónica o por whatsApp, de esta forma no perderás el tiempo ya que tu pedido estará preparado cuando llegues a la carnicería. 

En conclusión, si quieres disfrutar de una carne de calidad todo pasa por preguntar a tu carnicero que seguro que está deseando ayudarte. #consumecarnedecalidad, #carnicerosdenavarra