Todo negocio necesita realizar inversiones cada cierto tiempo para modernizarse y adaptarse al mercado, adquirir nuevos activos para sustituir a los que van quedando obsoletos, o, en algunos casos, realizar una reforma integral o incluso abrir un nuevo establecimiento. En este contexto, las subvenciones para acometer estos cambios son fundamentales y es necesario conocerlas y gestionarlas bien desde el principio, pues cualquier error supone que nos quedemos sin subvención.

Cuando está a punto de salir la convocatoria de ayudas a la realización de inversiones en establecimientos de comercio minorista de Navarra para 2021, es el momento de informarse y planificar correctamente nuestros proyectos de inversión para este año.

Dentro de la convocatoria de “Mejora de la competitividad”, las dos líneas más demandadas por nuestros asociados han sido las de “Modernización y reforma”, que exige una inversión mínima (sin IVA) de 10.000 € si se trata de microempresas y la de “Desarrollo tecnológico”, en la que entran las compras de balanzas TPV y otro equipamiento tecnológico, que exige que la inversión sea superior a 2000 € (sin IVA). La subvención en el primer caso es del 40% y en el segundo del 60%, ambas sobre la base imponible de la inversión. Además, en la convocatoria de ayudas, hay otra línea de subvención: traspaso de negocios, inversiones, Covid, comercio no sedentario, emprendimiento comercial, etc (en este caso, si alguien tiene un proyecto de este tipo, puede informarse en el Gremio).

Desde el Gremio de Carniceros de Navarra hemos realizado una labor importante en la difusión y en la ayuda a la tramitación de las subvenciones. Seguramente por ello nuestros asociados han sido los que más subvenciones han tramitado y recibido estos últimos años dentro de los diversos sectores del comercio minorista. Y es que, desde el Servicio de Gestión de Subvenciones del Gremio, hemos tramitado más de 90 expedientes de ayuda en los últimos años, siendo la entidad que probablemente haya tramitado más proyectos.

Precisamente, nuestra misión es ayudar a nuestros asociados a tramitar adecuadamente la solicitud, para asegurar la obtención de la subvención que, como venimos informando, se resuelve por concurrencia entre todos los participantes. De ahí la importancia de presentar la documentación que permita obtener puntos en la calificación final del expediente, pues en el caso de que las solicitudes excedan el presupuesto (algo que ocurrió en la última convocatoria), las solicitudes con puntuación inferior quedan fuera de la ayuda.

Ante la próxima apertura de la convocatoria de inversiones para el periodo de 2021, hemos hablado con algunos de los beneficiarios de estas ayudas en 2020, que nos han contado cómo valoran la existencia de este tipo de subvenciones para afrontar inversiones en sus comercios y de su experiencia con el servicio de asesoramiento prestado por el Gremio.

Milagros y Oscar Paleo reformaron el pasado año el puesto que regentan en el Mercado del II Ensanche de Pamplona. En su caso, nos contaban que “La ayuda fue el empujón necesario que nos animó a acometerla”. Se sienten muy agradecidos a Javier y reconocen que “Quizá el desconocimiento es lo que a veces puede paralizar a hacer las cosas pero, gracias al Gremio nos orientaron sin problema sobre el camino a seguir”, tal y como aseguraba Oscar.

Reforma Carnicería Oskar en el Mercado del Ensanche de Pamplona

Reforma Carnicería Oskar en el Mercado del Ensanche de Pamplona

Incidimos en el aspecto de mantenerse informados, vital para poder acometer con calma y sabiendo que nuestros asociados no se van a encontrar solos en ningún momento del proceso. Y es que, en este sentido, Javier Ojeda, de la Carnicería Los Argentinos, en Sarriguren, reconocía que, hasta que no le asesoraron e informaron en el GCN, no pudo recibir ayuda por no tener información sobre cómo tramitar correctamente la subvención. “Te da un respiro a la hora de sufragar gastos, aunque en mi caso tengo que reconocer que al principio no lo hice bien porque no estaba informado. Como desconocía cómo funcionaba, hicimos compras y más de una factura se nos quedó fuera por no informarnos bien. De haberlo sabido, podría haber aprovechado mejor la ayuda”.

Aunque una vez recurrió al Gremio sintió que, desde el primer momento, se le facilitó todo lo necesario, no duda en aconsejar a otros compañeros y compañeras del sector que, “Por experiencia, antes de hacer cualquier inversión, que se informen (…) En el GCN tienen el tema muy controlado y te resuelven todas las dudas y asesoran. Hay que aprovechar algo que está a tu alcance. En mi caso me vino muy bien porque al comienzo todo cuesta y es un alivio el hecho de que puedan ayudarte de esa manera. Y que, pese a todo, pudiera quitarme algún gasto que quedaba por ahí”.

Reforma Carnicería Los Argentinos en Sarriguren

Reforma Carnicería Los Argentinos en Sarriguren

Quien, al igual que Milagros y Oscar sintió ese empujón para dar el paso de reformar su tienda, fue Juan Carlos Mañú, de Carnicerías Juan Carlos:”Como no es nuestro día a día, no controlamos los pasos a dar, cosa que desde el GCN te facilitan porque tienen la experiencia. Además tampoco tenemos tiempo para ello”.

Como mensaje final para animar a acogerse a las subvenciones, Juan Carlos aseguraba que: “Yo les diría que los negocios hay que mantenerlos siempre vivos y estas oportunidades hay que aprovecharlas. Hay otro tipo de subvenciones en las que te vuelves un poco más loco por los requisitos que se piden, como me ha ocurrido alguna vez con la contratación de algún trabajador. Pero estas son sencillas, te lo ponen fácil”.

Reforma en Carnicería Juan Carlos en Iturrama, Pamplona

Reforma en Carnicería Juan Carlos en Iturrama, Pamplona

Reforma en Carnicería Juan Carlos en Iturrama, Pamplona

Luis Zuazu, que abrió un nuevo establecimiento en el Soto de Lezkairu en 2019, igualmente pudo acogerse a algunas de las ayudas el pasado año. “Me parece interesante el compromiso del Gobierno de Navarra con el comercio minorista”. (…) “Con este tipo de subvenciones hay que estar muy encima y tienen mucho trabajo. El GCN lo sabe hacer porque le ha tocado, tiene experiencia y sabe muy bien cómo funciona. Hay que presentar mucha documentación, invertir tiempo. Yo estoy muy contento. Igual hay asesores que lo dominan, pero es más difícil si llevan negocios de varios tipos”.

Apertura Carnicería Zuazu en Lezkairu, Pamplona

Apertura Carnicería Zuazu en Lezkairu, Pamplona

Como decíamos, otras  de las líneas de esta subvención están dirigidas a la adquisición de  balanzas digitales u otro tipo de equipamiento digital (etiquetadoras, impresoras de tarketas EDIKIO, etc.) y también a la adquisición de mobiliario y otros equipamiento comercial. Es el caso de Carnicería Los Porches, en Ayegui, regentada por Santi Moreno, Carnicería Sanz de Puente la Reina, dirigida por Charo y Juankar (madre e hijo), Lizarraga Harategia, de Leitza, cuyo titular es Juan Ramón Lizarraga, Carnicería Jaime, en la que están padre e hijo y Carnicería Javier Muguerza, de Estella,

Santi explicaba que recuperó un 40% de la inversión gracias a las ayudas prestadas por el gremio, “Andamos tan pillados que no hay tiempo y, enseguida desde el Gremio se encargaron de la gestión. Solo tuvimos que presentar unas facturas”.

Por su parte, Juan Ramón, al frente de Lizarraga Harategia, ubicada en Leiza, incidía en la importancia de modernizarse “Para nosotros es muy importante que exista este tipo de subvenciones para modernizarnos, digitalizar y organizar el trabajo con básculas y maquinaria más moderna. Hasta entonces estábamos un poco obsoletos”. Y continuaba haciendo hincapié en el papel prestado desde el Gremio: “Formar parte de un gremio es superimportante en aspectos como la formación, gestión, contabilidad, ayudas y cualquier solicitud con el gobierno. Es un trabajo muy de agradecer. El servicio que se da vale en muchos casos mucho más de lo que se cobra. Lo mismo en cuanto a formación. Siempre hay oportunidades de poder avanzar y aprender”.

Nueva balanza Lizarraga Harategia en Leiza

Secadero de Carnicería Sanz, Puente la Reina

Nueva balanza Carnicería Jaime, Tafalla

Nueva balanza, Carnicería Migueliz, Aoiz

En el caso de Charo Miguéliz, ha adquirido una balanza digital de gama alta que le va permitir gestionar mejor su negocio. A Juankar Sanz,  un secadero estropeado le llevó a solicitar ayudas. “Se me estropeó un secadero y eran 10.000-12.000 euros. Es una ayuda de un 40%.de la inversión”. “Es fundamental que existan este tipo de inversiones para el negocio”-apostilla.

Parecida ha sido la situación de Jesús, de Carnicería Jaime , que igualmente adquirió una balanza digital. “Estoy contento desde el primer día que entré con todo lo que hacen: cursos, opinión y consejo y Javier, que te trata siempre de maravilla. Y con la subvención hablé con él para ver todos los pasos que dar, porque hay mucha burocracia, pero en general fue muy rápido y muy bien”.

Por último, Javier Muguerza, con carnicería en Estella, lanzaba un mensaje animando a acogerse a las ayudas: “Que aprovechen porque es una suerte poder acogerte a las subvenciones. A veces en tiempos de incertidumbre se tiene miedo, pero precisamente enseñar que sigues en pie es vital. Tienen que ver que estás a la última y que, cuando entran en tu negocio, están acertando. Muchas veces el problema es pensar en el dinero que gastas, pero hay que invertirlo porque luego te da beneficio”.

Nueva vitrina Carnicería Muguerza, Estella

Nueva balanza Carnicería Los Porches, Ayegui

Nueva vitrina Carnicería Muguerza, Estella

Nueva balanza Carnicería Los Porches, Ayegui

Hay que recordar a quienes estaban en módulos hasta su desaparición el pasado 31 de diciembre, que pueden aprovechar las ayudas para cambiar la balanza y adquirir una que permita cumplir las obligaciones en materia de facturación, especialmente en lo que se refiere a la obligación de guardar copia de las facturas simplificadas (antes llamadas tiques de venta) durante cinco años.

Por último el servicio de gestión de subvenciones del Gremio está abierto a comerciantes no asociados de otros sectores.