En los últimos años se han producido cambios importantes en la sociedad española.Los consumidores marcan con sus exigencias, las tendencias que afectan a toda la cadena alimentaria. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha realizado varios estudios sobre la percepción de los consumidores de productos ecológicos mediante una serie de encuestas cuantitativas y cualitativas en las que se preguntaba sobre el consumo de determinados productos ecológicos, entre ellos, la carne.

Los resultados y las tendencias que marcan son las siguientes:

1. Los conocen: El conocimiento de los productos ecológicos es muy elevado. La mayoría de los entrevistados afirma haber oído hablar de estos productos.

2. Son naturales: Los participantes en las reuniones de grupo, definen los productos ecológicos como productos naturales, sin aditivos, sin químicos ni conservantes y con mejor sabor que los productos tradicionales.

3. Son más caros: La principal desventaja que ven a estos productos es el precio. El mayor incremento lo observan en las verduras y hortalizas, frente a las carnes en las que perciben menos la diferencia de precio.

Sin embargo, Casi la mitad de entrevistados que no consume productos ecológicos (46,9%) se muestra dispuesto a pagar un “sobreprecio” por este tipo de productos, siempre y cuando ese sobrecoste sea razonable.

4. Difíciles de encontrar: Algunos tienen problemas para acceder a alimentos ecológicos porque no los encuentran en sus lugares habituales de compra. Creen que es más fácil encontrarlos en el supermercado. Entre los productos que más fácil encuentran están las frutas, verduras, huevos y carnes.

5. Son más sanos: Consideran que son productos más saludables, que tienen mejor sabor y mayor calidad.

6. Poca información: Los consumidores califican la información que reciben sobre estos productos como insuficiente. Echan en falta mayores explicaciones sobre el tratamiento de los productos, elementos que contiene y beneficios que aporta.

7. Cada vez más: En cuanto a la distribución están convencidos de que en los próximos años estos productos tenderán a desarrollarse.

Aproximadamente la mitad de los participantes incluye alimentos ecológicos en su cesta de la compra, aunque de manera ocasional y lo llevan haciendo desde hace unos 3 años. Los criterios más importantes a la hora de elegir unos alimentos ecológicos en lugar de otros son: el sabor, la calidad y la facilidad para encontrar el producto. En cuanto a los productos ecológicos de origen animal, los más consumidos fueron las carnes y derivados cárnicos, que suponen el 15 % de la cesta ecológica.