POR: Carniceros de Navarra

INGREDIENTES

  • Un costillar o costillar y medio (dependiendo del tamaño)

  • de 4 a 6 dientes de ajo

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Vino blanco

  • Perejil

  • Sal y pimienta

  1. Calentamos el aceite y freímos los ajos picados. Cuando estén dorados retiramos los ajos para que no se quemen.

  2. Limpiamos las costillas quitándoles el exceso de grasa y salpimentamos. Las marcamos en el mismo aceite a fuego fuerte. 

  3. Una vez selladas las costillas volvemos añadir los ajos y el perejil y añadimos medio vaso de vino blanco. Si es necesario añadiremos también medio vaso de agua.

  4. Una vez que hayamos evaporado el alcohol, bajamos el fuego para dejar reducir a fuego lento. 

CONSEJO: Puedes acompañarlas de un puré de patatas y pimientos o setas y tendrás una comida completa.