POR: Gremio de Carniceros de Navarra

INGREDIENTES

  • un solomillo de cerdo

  • Salsa de soja

  • 1 pimiento rojo

  • 1 pimiento verde

  • 1 puerro

  • 1 cebolleta

  • 1 puñado de setas shitake

  • Aceite de oliva

  • Aceite de girasol

  • Vinagre de arroz

  • Sal

  • 1 diente de ajo

  • Harina

  • Maicena

  • Ketchup

  • Azúcar

  • Pimenta blanca

  • Cayena

  • 1 huevo

  • Semillas de sésamo

  1. Pon la carne de cerdo (solomillo o lomo cortado a tiras) a macerar con dos cucharadas de soja, pimienta blanca, cayena molida, un huevo, sal y un poco de vinagre de arroz. Mezclar todo bien y ponerlo cubierto con film transparente y dejarlo reposar una hora en la nevera.

  2. Reboza la carne con una mezcla de harina de trigo y maizena (al 50%). Si puedes tamízala para que quede muy fina.

  3. Pon aceite en una cazuela o sartén profunda y fríe el cerdo a fuego fuerte para que quede crujiente. Escurre bien y reserva.

  4. Corta la verdura (pimiento rojo, pimiento verde, cebolleta y puerros en dados del mismo tamaño y pásalos por el wok o la sartén a fuego medio-fuerte para que queden hechas pero crujientes, cuando quede poco para que estén añade las setas. Cuando estén listas mézclalas con la carne.

  5. Para hacer la salsa agridulce, pon en la sartén un chorro de aceite de girasol y pon a dorar un diente de ajo picado. Cuando esté dorado añade media taza de agua, un chorro de vinagre de arroz, tres cucharadas de salsa de soja y dos de ketchup, dos cucharaditas de azúcar o panela y una pizca de sal. Mezclar todo bien y añadir un poco de maicena con agua para espesar la salsa. Dejarla cocinar un rato para que se espese.

  6. Mezcla la salsa con las verduras y añade unas semillas de sésamo.