A veces, vamos con prisa y compramos deprisa y sin mirar. Luego llegamos a casa y vemos que en la bandeja pone Burguer Meat. Queríamos comprar carne picada, ¿es lo mismo? Analizamos sus principales diferencias con Xabier Salaverri, de Carnicería Beunza.

La principal diferencia, además de su apariencia, está en su contenido. En el caso de la carne recién picada en la carnicería el contenido es 100% carne. Según la pieza que hayas seleccionado, su contenido en grasa variará y será más o menos tierna. Por eso, siempre recomendamos que consultes con tu carnicero. Si le cuentas lo que quieres preparar podrá ayudarte a elegir la parte más adecuada. Sin embargo, en la bandeja no siempre está claro de qué parte del animal procede la carne, además, de que si lees bien los ingredientes de la etiqueta verás que lleva muchas más cosas. En el caso de la bandeja que utilizamos para el vídeo llevaba agua, arroz, proteína de soja, sulfitos y otros conservantes.

En conclusión, podemos decir que son dos productos distintos, en el caso de comprar en la carnicería, cuentas con la garantía de adquirir un 100% natural y no sólo de más calidad gastronómica sino también más saludable. Xabier nos lo explica mucho mejor en este vídeo.