José Javier, segunda generación al frente del establecimiento, hace un balance positivo desde que el pasado mes de mayo abrieran sus puertas. 

El 12 de mayo carnicerías Ascarza añadía a sus actuales establecimientos (ubicados en las zonas de Yamaguchi y San Juan de Pamplona) uno nuevo en Erripagaña, en la Calle Madrid, 24. Este establecimiento está regentado por la segunda generación de la familia y cuenta con una tienda de diseño innovador y un pequeño obrador.

Está situada en un barrio joven y, como nos explica José Javier, “con muchas posibilidades. La gente que va viniendo está muy contenta. Tenemos un obrador y elaboramos fritos caseros, asados a baja temperatura, lasañas, callos… Un poco de todo. Le vamos a dar salida, queremos hacer mucho hincapié en ello”.

Y es que, gracias a la cocina a baja temperatura, los alimentos se pasteurizan, lo cual les otorga la ventaja de durar mucho tiempo en la bolsa, además de proporcionar a las carnes una terneza y sabor únicos. “Antes no teníamos salida de humos y en esta carnicería hemos puesto una pequeña cocina y un Cuece cremas para las croquetas”-puntualiza. 

El diseño ha sido otro de los puntos fuertes en el establecimiento. No solo estéticamente, sino también teniendo en cuenta que todos los demás elementos faciliten el día a día de trabajo. “Hemos intentado conjugar las dos cosas, sin perder de vista que la carnicería tiene que ser cómoda para trabajar y para el cliente. El despacho lo hemos hecho lo más grande posible y la trastienda está muy organizada y aprovechados todos los espacios”. 

El resultado es una bonita tienda con suelos de cerámica que simulan un parqué de madera, y unas llamativas letras con el nombre de la carnicería en las paredes, todo ello revestido de Corian (superficie sólida utilizada cada vez más como material arquitectónico debido a sus propiedades de dureza y resistencia a las abrasiones). 

Un establecimiento moderno, luminoso y que cuenta con la mejor atención. Tal y como nos explicaba José Javier, se animó a seguir con el negocio, algo que “lo había visto en casa de siempre. Estaba dedicado a otras cosas, en concreto en el tema de seguros, y en el 2019 volvimos; lo tenía un poco ahí. Alguna de las tiendas alquiladas por mi padre y mi tío iban a dejar de estarlo y este fue el punto de inflexión para hacerlo tan rápido.